August 20, 2020

Motivos por los que las criptomonedas tienen valor

Origen del dinero

La diversificación de actividades es uno de los motores que promueven el progreso de la sociedad humana, es decir, todos pueden dedicarse a las cosas que le gustan, pero no pueden producir todo lo que necesitan consumir. Para que esto sea posible, debe existir un mecanismo para el intercambio de bienes.

El trueque jugó un papel importante en la sociedad primitiva. Sin embargo, este es un mecanismo muy limitado, algunas transacciones eran complicadas. ¿Cuántas huevos vale un caballo?

De forma natural apareció el dinero mercancía para solventar este tipo de problemas que más tarde, se sustituyó por monedas, cada cultura las hacía de un material distinto, pero mayoritariamente de un material escaso. Al mismo tiempo que apareció la moneda, también lo hicieron los primeros banqueros que te escribían la cantidad depositada en un papel que te serviría para poder reclamar de nuevo las monedas depositadas y de esta forma nació el papel moneda.

Características del dinero

A lo largo de la historia, el dinero ha tomado diferentes formas, representadas por sal, grano, cacao, piedra, metal, papel y otras cosas. Cada cultura usó distintas formas que fueron aceptadas como dinero. Estas han cambiado con el desarrollo de las necesidades de la sociedad. Cualquier objeto podría representar dinero, pero debe tener algunas características básicas. El mismo valor para todos, que sea fácilmente transportable, escaso, divisible y duradero.

En primer lugar, debe ser un recurso escaso, difícil de obtener. Si utiliza un recurso fácilmente disponible para representar dinero, nadie estará dispuesto a trabajar por él. Debe ser intercambiable, una moneda debe tener los mismos atributos y valor que otra para que pueda usarse para intercambiar bienes y servicios. Igualmente importante, debe ser divisible para que pueda pagar por diversos bienes y servicios. Además, debe ser duradero para mantener su valor a lo largo del tiempo (la comida no puede representar dinero). Finalmente, debe ser fácil de transportar para que todos puedan usarlo en la vida cotidiana.

Valor del dinero

Las diversas expresiones de dinero no tienen valor por su uso práctico. Ninguna de ellas tiene la capacidad de satisfacer las necesidades básicas, por lo que, si tienes mucho dinero en el desierto, será inútil.

El valor del dinero depende del consenso de la sociedad alrededor de él, si todas las personas aceptan dicha representación del dinero y están de acuerdo en trabajar e intercambiar bienes por él, entonces esta representación tiene valor.

Por lo general, el consenso se basa en la confianza del individuo en los gobiernos o administradores de la sociedad, por lo tanto, la emisión de dinero suele ser un monopolio de éstos. Usualmente en la sociedad actual los estados son los que definen la moneda de curso legal y son los únicos que tienen derecho a emitirla.

¿Por qué tienen valor las criptomonedas?

La información digital de las criptomonedas satisface todas las características de las necesidades de dinero, pero la característica más importante es la escasez. Desde un punto de vista técnico, un gran logro de Bitcoin fue crear una escasez digital, que ha dado lugar a un “objeto digital” que puede representar dinero. Todas las criptomonedas sucesoras heredaron esta cualidad de escasez.

Sin embargo, como todos sabemos, esto no es suficiente. Bitcoin también consiguió un logro social sin precedentes, estableciendo un consenso de valor en torno a una determinada forma de moneda que ningún estado o institución proporciona o controla.

También ha conseguido eliminar al intermediario y tiene un valor intrínseco ya que hay un coste asociado a su minado, se hacen inversiones muy grandes para minar Bitcoin, el valor mínimo dependerá del coste de electricidad y el nivel de dificultad del minado que fluctúa, pero a largo plazo sube la dificultad y con ella el coste de minarlo.

Una de las primeras transacciones registradas de Bitcoin fue que alguien compró dos pizzas por 10.000 BTC. Desde ese día, muchas cosas han cambiado, pero el principio es el mismo. Compartimos la ilusión de que estos objetos digitales tienen valor y estamos dispuestos a intercambiar nuestro trabajo o nuestros bienes de valor por ellos.